Levi’s incorpora RFID al recuento de Inventario

Levi’s incorpora RFID al recuento de Inventario

El recuento de inventario  de la tienda, que se realizaba anualmente, tardaba 12 horas en completarse con 10 empleados, ahora pueden llevarse a cabo utilizando etiquetas RFID una vez al mes, lo que requiere solo tres horas para dos trabajadores.

El uso de la identificación por radiofrecuencia por parte de la filial brasileña de Levi’s, una marca estadounidense de jeans, camisas, cinturones, gorras y calzado, ya se ha convertido en una historia de éxito internacional. Gracias a RFID, Levi’s Brazil controla el inventario de productos en sus propias tiendas, con una precisión de casi el 100%. El proyecto, que ha logrado resultados positivos desde el inicio de la operación a través de etiquetas inteligentes, se lanzó durante la segunda mitad de 2017.

Cuando una orden se separa en el centro de distribución de la compañía, cada paleta se mueve al área responsable del etiquetado RFID. Las cajas pasan a través de un portal de lectores para confirmar el 100 por ciento de precisión, y cuando llegan a la tienda, el minorista lee todos los artículos a través de un lector RFID.

En la tienda, el recibo de 2,000 artículos toma un promedio de solo cuatro minutos. «Teníamos un inventario de existencias en la tienda en aproximadamente el 67 por ciento [antes de RFID]», dijo Rui Araújo Silva, director general de Levi’s en Brasil. «Después de 18 meses de uso de RFID, ese número aumentó a 99.78 por ciento».

Levi’s Brasil decidió probar la solución RFID inicialmente en 16 de sus propias tiendas, de un total de 78 puntos de venta en todo el país.

El recuento de inventario de la tienda, que antes se realizaba una vez al año y requería 12 horas para 10 empleados, ahora podía llevarse a cabo con etiquetas RFID una vez al mes, por solo dos trabajadores en aproximadamente tres horas.

La implementación de RFID en Levi’s Brasil sigue el estándar EPC UHF de GS1, generado a partir del código UPC estandarizado por Levi’s International, que se utiliza tanto en sucursales brasileñas como por socios extranjeros. La ventaja es que al leer el código, hacer la conversión inversa, cualquier sucursal de la empresa puede comprender que es la UPC global, con la que ya están acostumbrados a trabajar.

La primera prueba de la solución ocurrió durante el fin de semana del Viernes Negro de 2017, cuando la compañía logró un aumento del  56 por ciento en las ventas en comparación con el año anterior. Este resultado se debió a varios factores, dice Silva, incluido el uso de RFID. «No podemos decir que el buen resultado fue todo gracias a RFID», admite, «pero sabemos que la tecnología fue muy importante para lograr este primer desempeño positivo después de su implementación».

Una de las principales ventajas de conocer el inventario es que se reducen los faltantes, manteniendo todos los productos disponibles y así poder ofrecerlos a los clientes. Muchas veces al desconocer el inventario preciso, se frustran ventas porque las personas deciden ir a otras compañías.

Fuente: RFID Journal

No Comments

Post A Comment