Michelin utiliza RFID para rastrear la presión y la huella de los neumáticos

Michelin utiliza RFID para rastrear la presión y la huella de los neumáticos

Los neumáticos de los autobuses de dos pisos de Stagecoach de Londres, están equipados con etiquetas RFID pasivas y sensores de presión de aire inalámbricos que registran la presión y la profundidad de la huella de un neumático en cuestión de segundos.

El fabricante de neumáticos Michelin suministra una versión de neumáticos habilitados con RFID con el objetivo de simplificar la supervisión del rendimiento de las ruedas para los gerentes de flotas de autobuses, y así mejorar la seguridad y la eficiencia.

¿Cómo funciona?

Michelin incorpora etiquetas pasivas de identificación por radiofrecuencia UHF en las paredes laterales de los neumáticos durante el proceso de fabricación. Las etiquetas se utilizan junto con sensores de presión inalámbricos integrados que miden la presión de aire de un neumático y luego transmiten esos datos a un sistema de gestión.

En la actualidad, el personal de Michelin utiliza el dispositivo de mano iProbe de Translogik, diseñado específicamente para esta aplicación, capturar datos de etiquetas y sensores de presión. Anteriormente se supervisaban los vehículos cada tres meses, mientras que con esta nueva tecnología es posible acortar la frecuencia y el tiempo de trabajo.

Durante una inspección de neumáticos, el dispositivo iProbe lee el número de identificación único codificado en la etiqueta RFID, dentro de un rango de hasta 50 centímetros, para identificar qué llanta se está probando. El iProbe también lee el sensor de presión. En respuesta, el sensor pasivo utiliza la potencia de la señal del lector para transmitir su propia señal. Los datos de presión y profundidad de la banda de rodadura están vinculados con la ID exclusiva del neumático en la unidad de mano y se pueden reenviar a un servidor ya sea a través de conexión Bluetooth o acoplando un handheld.

La tecnología está diseñada no sólo para ser incorporada en los neumáticos Michelin, sino también para que otros usuarios puedan utilizarla en sus flotas. Asimismo, pueden incorporarse fuera del proceso de fabricación del neumático.

En ausencia de una solución RFID, el personal debe quitar la tapa de la válvula de cada neumático y colocar un manómetro para medir la presión. Luego, los trabajadores deben escribir o ingresar manualmente las medidas resultantes, así como el número de serie impreso en la pared lateral exterior de cada neumático. El número de serie a veces puede ser difícil de leer si el neumático ha sido frotado o raspado contra bordillos u otros obstáculos.

No Comments

Post A Comment