Trazabilidad de Donaciones de Sangre

Trazabilidad de Donaciones de Sangre

La organización sin fines de lucro de Mississipi, Estados Unidos, probó un sistema RFID para administrar y rastrear la sangre, mejorar la seguridad, hacer entregas más oportunas y reducir los costos.

Para Mississippi Blood Services (MBS), pocas tareas plantean un desafío tan grande como el seguimiento del inventario. La organización sin fines de lucro recolecta más de 60,000 unidades de sangre anualmente de más de 35,000 donantes. En cualquier momento, MBS puede tener más de 2.500 unidades de productos sanguíneos a la mano, y debe estar listo para enviar tipos y productos sanguíneos específicos, incluidos plasma, plaquetas y glóbulos rojos, a hospitales de todo el estado. Los productos sanguíneos suelen durar de 5 a 42 días; el plasma congelado puede durar más de un año.

A veces, algunos productos sanguíneos caducan mientras que ciertos lugares experimentan escasez. «La precisión en la transfusión de sangre es un problema de vida o muerte», dice Gulam Patel, gerente de servicios de información para la organización. «El más mínimo error puede tener enormes consecuencias».

La gestión del inventario de productos sanguíneos (MBS suministra sangre a 50 hospitales e instalaciones médicas en todo Mississippi) es un proceso logístico complejo. Durante años, MBS ha utilizado códigos de barras y escáneres para ayudar a automatizar procesos y mejorar el mantenimiento de registros. Sin embargo, en una era de presiones de costos crecientes y una mayor demanda de sangre, la organización de 25 años ha reconocido que la identificación por radiofrecuencia puede ayudarlo a ahorrar dólares y vidas.

Con ese fin, MBS completó recientemente un piloto de RFID que rastreó 1,000 bolsas de sangre dentro de una unidad de almacenamiento. Su plan para los próximos años es integrar el sistema RFID con su software de gestión de inventario existente, implementando la tecnología en toda la organización.

El sistema RFID proporcionará información en tiempo real sobre la ubicación de la sangre, permitirá a la organización anticipar mejor la escasez y los problemas de distribución y ayudará a mejorar la eficiencia del proceso de inventario general. «Pasamos mucho tiempo realizando inventarios mensuales y trimestrales», dice Patel. «El RFID llevará las cosas al siguiente nivel y proporcionará beneficios para todos, incluidos los hospitales que obtienen sangre y los pacientes que reciben transfusiones. Cualquier cosa que podamos hacer para mover la sangre más rápido y con mayor precisión es un paso adelante».

«CONOZCA CÓMO FUNCIONA LA TRAZABILIDAD CON RFID»

Aunque no había un sistema RFID comprobado para manejar bolsas de sangre, Patel dice que estaba claro que la RFID podría mejorar los procesos que utiliza MBS para monitorear las bandejas de sangre (cada una de las cuales contiene hasta 30 bolsas) y encontrar un paquete específico.

Para ubicar plasma para un paciente, por ejemplo, un empleado debe pararse en un congelador de almacenamiento de 5x5mts a -30º C y clasificar a través de bolsas. Escanear los códigos de barras manualmente con un lápiz láser puede llevar un par de minutos. El proceso es igual de lento y desagradable para manejar envíos de plaquetas o glóbulos rojos, que se almacenan a una temperatura ligeramente más alta.

Patel creía que RFID podría simplificar el proceso de validación al simplificar una serie de controles e inspecciones necesarias para garantizar que la compañía enviara sangre al hospital o clínica correctos. También imaginó que la tecnología simplificaría el manejo de la sangre dentro de los enfriadores.

«La industria del cuidado de la salud, incluidos los hospitales, posee un mayor control para operar sin accidentes ni errores», dice David Allen, presidente de MBS.

«El uso de RFID asegura que el paciente correcto obtenga el producto sanguíneo correcto».

¿Cómo funciona el sistema?

 

MBS utilizó una impresora Zebra R2844-Z para imprimir las etiquetas y verificar que las etiquetas funcionaran correctamente. Los ingenieros de aplicaciones de TI y AARFID trabajaron juntos para desarrollar un portal único que permitiera al personal leer las bandejas de productos sanguíneos simultáneamente

Después de que un trabajador aplicó la etiqueta para el producto sanguíneo específico, un interrogador del portal ubicado justo afuera del refrigerador leyó la etiqueta una vez más, asegurando que el sistema estaba leyendo las bolsas de sangre correctamente mientras los trabajadores las transportaban dentro y fuera.

El sistema, que tardó aproximadamente 8 meses en ensamblarse, realizó una verificación de integridad de los datos codificados, que consta del código del producto, el número de la FDA, el número de la unidad, la fecha de vencimiento y el tipo de sangre. El software AARFID controlaba el codificador de la impresora y los interrogadores, gestionando los datos que se escribieron en cada etiqueta. También se automatizó la entrada y salida de productos sanguíneos de los congeladores. Es posible realizar un seguimiento de rastreo de emergencia en caso de que los profesionales de la salud descubran sangre contaminada, y está equipado para manejar el inventario diario y bajo demanda de productos sanguíneos, así como la entrada y el cumplimiento de pedidos, incluidos el embalaje y el envío.

Fuente: RFID Journal

No Comments

Post A Comment